Blockchain ofrece seguridad a inversores de criptomonedas

El mundo de las criptomonedas no es tan complejo como parece. Solo necesitamos conocer un poco acerca de su funcionamiento y saber que son un proyecto a largo plazo, así que si usted está pensando en invertir en este mercado, acá  le explicaremos un poco más acerca de ello.

La revolución de las monedas virtuales es un hecho, entonces está claro que mientras más aprendas al respecto, más fácil será comprender la interacción de ellas con el mercado.

Una de las principales teorías que debe conocer, es que se mantienen a través del sistema Blockchain, el cual fue creado en 2009 por el desarrollador japonés Satoshi Nakamoto, quien también es el inventor del Bitcoin, de hecho, lo hizo de manera simultánea porque sin el Blockchain no existiría esta criptomoneda.

Es una especie de relación dependiente entre ambas ya que el Blockchain vendría siendo como una estructura de datos no relacional que en su haber tiene un historial de información que no puede modificarse. Se lo explicamos más fácil.

 

¿Qué es el BlockChain?

Una cadena de bloques, mejor conocida como blockchain, vendría siendo la espina dorsal que mantiene en pie el Bitcoin y otras criptomonedas, aunque no es exclusiva para esos usos.

Es llamado también libro de contabilidad distribuida y esto es porque es una enorme cadena de datos en forma de bloques que proporciona información detallada de las transacciones que se realizan con las criptomonedas.

A través de un artículo en el diario El País de España, economistas y expertos financieros aseguran que los “sectores tan diversos como las finanzas, la distribución alimentaria o las Administraciones Públicas fijan sus ojos en el blockchain, una técnica capaz de registrar a un coste mínimo un sinfín de operaciones en infinidad de ordenadores, sin que nadie pueda eliminar o modificar lo ya anotado”.

He allí donde radica la importancia de su uso, pues soluciona el problema más importante para los usuarios que es la confianza sin una entidad que lo certifique, llevando así el control de las transacciones de las criptomonedas.

Entonces, podría definirse el blockchain como un libro de contabilidad distribuido y sus cadenas de bloques pueden ser privadas o públicas. En el caso de la privada ciertas restricciones aplican para obtener dicha información y en la pública se puede ver la transacción más no quien es el emisor, lo que genera aún más seguridad entre los usuarios.

No obstante, a pesar de los intentos por resaltar la seguridad del sistema, todavía algunas personas dudan de él y consideran que podría ser un sistema vulnerable en el que puede manipularse la información.

En esta estructura de datos la información se agrupa en bloques, de manera que gracias a técnicas de criptografía o cifrado los datos que contiene un bloque únicamente podrían descifrarse si se modifican todos los bloques posteriores.

Lo realmente fascinante es que no existe alguien determinado interviniendo en el proceso, sino que son los mismos usuarios quienes van construyendo este historial de manera creciente.


¿Cómo funciona?

En una transacción en criptomonedas, se envía cierta cantidad de dinero y para que esta llegue debe estar confirmada por varios nodos, que no son más que puntos de unión o conexión de distintos elementos que confluyen en un mismo lugar.

Entendiendo esto, debes saber que cualquier computadora o dispositivo que tenga internet con una buena capacidad de procesamiento podría ser el nodo. El funcionamiento de una cadena de bloques va más o menos así:

  1. La orden se envía a un nodo y este toma la transacción para verificarla a través de  algunos problemas algorítmicos.
  2. Reenvía la información al nodo más cercano y hace lo mismo. Este proceso se repite varias veces antes de que la criptomoneda llegue a tu wallet  o billetera virtual para tenerlas disponibles.

 

Ventajas

  • El blockchain deja que tu tengas control de tus datos y solo dispongan de ellos solo tú y quienes tú quieras.  
  • Seguridad y no falsificación: Para que la transacción se de debe ser confirmada por distintos nodos y si alguien quiere falsificar la información la cadena se rompería y la transacción no se valida. Gracias a esto no puede haber el doble gasto, es decir, una misma moneda no se puede gastar dos veces.
  • Eficacia y rapidez: Se trasladan enormes cantidades de dinero de una parte del mundo a otra en cuestión de minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *