Características que hacen que el Bitcoin conquiste cada vez más espacios

El Bitcoin es una criptomoneda que surge en 2009 como una alternativa al modelo tradicional de dinero que hasta ese momento conocíamos y que llegó para revolucionar el mundo económico y financiero en cada rincón del planeta.

A pesar de que este activo digital fue creado hace casi 10 años, su auge realmente lo alcanzó en los últimos dos años, cuando se dio a conocer de manera masiva y la demanda del Bitcoin incrementó de manera significativa.

El precio de la criptomoneda está regido por la ley de la oferta y la demanda, lo que hace que al igual que otros mercados financieros, la volatilidad sea parte de su día a día.

Por ese motivo llegamos a ver cosas como que el año pasado el bitcoin pasó de costar algo más que mil dólares a 20 mil y que luego en seis meses más haya bajado hasta 7 mil dólares o menos.

En líneas generales, el bitcoin sirve para lo mismo que sirve el dinero tangible, pero la diferencia es que jamás lo podrás tocar y siempre será solo una cifra en tu computadora con la que podrás intercambiar bienes o servicios.

¿Quieres saber cuáles son las características más relevantes? Sigue leyendo que acá te contamos cuáles son y de qué va cada una de ellas:

  • Es descentralizada, es decir, que utiliza el internet como medio pero la transacción se hace de persona a persona sin la necesidad de que exista un intermediario que regule la operación financiera.
  • No está bajo la lupa de ningún gobierno, o mejor dicho no ha habido ninguno capaz de imponerse y crear las bases de regulación para operar con Bitcoin.
  • Las operaciones tienden a ser muy rápidas, lo que ahorra mucho tiempo a quienes desean hacer transacciones de un lado del planeta a otro o entre cualquier persona que lo necesite.
  • Su sistema blockchain o cadena de bloques la hacen una excelente opción en cuanto a seguridad, ya que es imposible que se falsifique o burlar dicho sistema.
  • Después que se realiza un pago no puede anularse, generando confianza entre sus usuarios y disminuyendo la tasa de fraudes ya que son transacciones irreversibles.
  • Por otro lado, las transacciones se hacen de forma anónima y no es necesario revelar tu identidad, así que la privacidad es una de sus principales características que para muchos puede ser una ventaja y para otros una gran debilidad.
  • Puedes cambiar a cualquier tasa, siendo lo más usual  cambiar de Bitcoin a dólares, pero puedes hacer el cambio a casi cualquier moneda del mundo.
  • Mantienes el control total de tu dinero sin posibilidad de perderlo ya que las cuentas no pueden ser intervenidas ni congeladas.
  • Disminuye significativamente las comisiones por transacción con respecto a la de los bancos tradicionales que suelen ser bien elevadas.
  • No hay instituciones que empoderen al Bitcoin, así que lo que le da ese poder son las personas especialistas en sistemas que brindan seguridad y verifican transacción a través de un proceso que se llama minería
  • Su precio fluctúa gracias a la interacción entre la oferta y la demanda así que se espera que la volatilidad quede en el pasado y que a futuro sea una moneda muchísimo más estable.

En líneas generales las características de esta criptomoneda evidencian más pros que contras en cuanto a inversión se trata. Debe ser esa la razón por la cual son más los inversores que se suman a esta tendencia digital y además, se estima que el Bitcoin sea un proyecto a muy largo plazo, a diferencia de lo que piensan sus detractores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *