Criptomonedas con consciencia

Las criptomonedas son una herramienta que llega con la ola de las nuevas tecnologías y su fortalecimiento en el medio está representado por el esfuerzo y la participación creciente de usuarios a lo largo del mundo.

Sin embargo, esta moneda como cualquier otra divisa de intercambio no queda afuera de relacionarse con “lo peligroso”  “lo arriesgado”.

 

La inteligencia humana y por suerte viene en un crecimiento magnífico que apuntando a buenas intenciones, termina siendo la propulsora verdadera de la revolución de este mundo.

 

La criptodivisa necesita ser respaldada con una preparación, un conocimiento y una estructura de valores éticos que hagan crecer esta alternativa como herramienta financiera y a su vez como mecanismo de intercambio transparente y sincero de humano a humano respaldado por nuestra conciencia y valores.

 

“El agua nos da vida, bienestar y hace mover al mundo, pero también puede causar fenómenos devastadores cuando se canaliza de manera errónea.” Así es con todas las cosas en este mundo, ante una novedad siempre pondremos en balanza nuestros propios valores éticos y nos haremos la pregunta: ¿Estamos preparados para este cambio?

¿Podremos contar con una moneda que realmente podamos gestionar de manera personal? o debemos siempre contar con la necesidad de una entidad que nos vigile e interceda en cada movimiento. ¿Estaremos siempre dispuestos a que esto sea así y pagaremos los costos de esta intermediación?.

 

Criptomonedas.. Moneda con consciencia.

A fines del año pasado alguien donó 86 millones de dólares en Bitcoin.

Un hilo abierto en Reddit expresa la frase: El Bitcoin ha cambiado mi vida y tengo mucho más dinero del que puedo gastar, así que estoy donando la mayoría de mis bitcoin a causas benéficas bajo The Pineapple Fund”.

 

Revolución en criptomonedas, un punto de quiebre para pensar en ecología.

En octubre del 2017 una start-up llamada Zeus utiliza la tecnología BlockChain y combina una planta de tratamiento de residuos con una granja de minería de criptomonedas.

El humano promedio genera alrededor de 300kg de residuos anuales.

Según datos oficiales Europa genera alrededor de 2mil millones de toneladas de basura al año. En esta problemática se centra este emprendimiento.

La empresa genera a partir del reciclaje de basura, energía para utilizar en la minería de criptomonedas.

Este mecanismo no es únicamente una forma de re-utilizar energía sino de comenzar a reducir impactos significativos en el medio ambiente.

La plataforma plantea resolver necesidades del consumo de energía para la comunidad minera de criptomonedas y comercializará subproductos de reciclaje como parte de su programa de conciencia ambiental.

 

¿”Dinero Sucio”?

Desde el año 1800 los científicos comenzaban a relacionar el dinero físico con la propagación de bacterias y virus.

Con las tecnologías modernas se ha confirmado esta teoría y demuestra que los organismos patógenos viables como virus, bacterias y hongos pueden encontrarse en las superficies tanto del papel como en las monedas.

 

Un individuo que vive en condiciones antihigiénicas que tienen hábitos antihigiénicos contaminará los billetes o monedas con bacterias.

 

  • El lavado indebido de las manos después de usar el inodoro,
  • El recuento de billetes de papel con saliva.
  • La tos y el estornudo en las manos,
  • El intercambio de dinero,y la colocación o almacenamiento de billetes en superficies sucias conduce a la contaminación y estos billetes actuarán como un vehículo que transmite bacterias para contaminar las manos del siguiente usuario.

 

A esto debemos añadirle su proceso físico y químico para su elaboración y la utilización y explotacion interminable de recursos naturales en el proceso de fabricación, impresión y distribución.

 

Equilibrio

El respaldo a cada mecanismo que se nos presenta este mundo, es una desicion que termina siendo al fin de cuentas de caracter personal.

De esta forma podemos creer que cada invensión humana puede traer beneficios para nuestro crecimiento como humanidad o tambien podrá terminar por desbastarse. La diferencia la hará nuestra consciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *