China Apuesta

China está en el camino hacia dejar de usar el dinero en efectivo y volcarse  a las criptomonedas  para todos los pagos globales. El fuerte motivo que existe es el control excesivo que el  estado ejerce sobre los ciudadanos chinos y es por este mismo motivo  que las criptomonedas son necesarias para mantener la libertad financiera de los ciudadanos.

Un gran porcentaje de ciuddanos chinos usa WeChat  ( el 70 % de la población) para realizar pagos diarios escaneando códigos QR. Alipay, Alibaba etc

Existe una  gran proliferación de redes móviles  de pago digital  en China, que abarca ciudades pero también zonas rurales, estas formas de pago  se utilizan en lugar de efectivo para pagar los alimentos producidos localmente; ya existen cerca de 520 millones de usuarios. Las criptomonedas pasan a ser una herramienta fundamental en su economía diaria .

Alibaba, que administra un importante sitio de comercio electrónico llamado Taobao, se ha expandido a través de dos nuevas ofertas dirigidas a aldeas y áreas rurales. Taobao tiene como objetivo permitir a los residentes locales vender sus productos en línea. El sitio ayuda a los que se encuentran en las zonas más difíciles de alcanzar a adquirir zapatos y materiales para la confección de sábanas en un punto de entrega local.

Las criptomonedas han sido promocionadas durante mucho tiempo como la solución para los no bancarizados, pero hasta ahora no han entregado más que las soluciones convencionales. Sin embargo, la prevalencia de la banca móvil en áreas rurales presenta una visión de cómo podría ser el futuro de las criptomonedas. El uso de códigos QR es importante porque a menudo se han utilizado para representar direcciones cripto públicas.

Si bien WeChat y Alipay muestran el potencial de una sociedad sin efectivo, es importante tener en cuenta por qué las criptomonedas serían una mejor alternativa. Una de las razones es que las criptomonedas permiten a los usuarios poseer completamente su propio dinero de una manera que no puede ser controlada por el estado.

China como país tiene una característica y es que está programada para digitalizar más y más sistemas; hoy están digitalizados desde los boletos de tren y documentos de identidad nacionales que se utilizan para abrir cuentas bancarias, los taxis funcionan principalmente a través de una aplicación de estilo Uber y los automóviles privados sólo aceptan pagos móviles.

Cada vez es más difícil comprar algo sin tener una cuenta de pagos móviles que requiera una cuenta bancaria china.

China es conocida por controlar las libertades de sus ciudadanos. Recientemente han establecido un sistema de clasificación que controla su libertad basado en el comportamiento. Más de nueve millones de personas ya han sido impedidas de comprar boletos de avión.

Los castigos incluyen negar el acceso a cupos en instituciones escolares a los niños, limitar las velocidades de Internet y restringir los empleos disponibles para los infractores.

Como alternativa, los usuarios que tienen criptomonedas en su propia billetera las poseen de una manera que no puede ser controlada por el estado. Como se basa en una tecnología de cadena de bloques, los estados no pueden controlarla a menos que ataquen a la red como un todo.

Al pasar a una sociedad sin efectivo basada en las criptomonedas, los sistemas financieros se pueden expandir a las áreas rurales, sin enfrentarse directamente a la supervisión del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *